Vuelve a casa.

Vuelve a casa…
En el silencio,
en la calma,
escucha tu voz.
Con la certeza que tu vida
es más fuerte que tus miedos.
Que tu corazón conoce
todas las respuestas.
Que la luz más bella
no es la que te ilumina,
sino la que asoma en tus ojos
desde dentro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.