Cosas que me gustaría enseñar a mis alumnos (XVI). Thinks that I would like to teach to my pupils (XVI).

Reflexiona conmigo un momento.
¿Cual es el motivo que te impulsa a estudiar tu instrumento?
Sí, el principal motivo, el más profundo.
Que es lo que buscas, a donde quieres llegar, que pretendes conseguir, cual es tu meta.
Las respuestas serán muchas, variadas, y seguramente, cambiarán con el tiempo.
Puedes estudiar para conseguir tu diploma,  para preparar un examen, un concierto, para conseguir un trabajo, para impresionar a los demás, para demostrar que eres alguien especial…
Son buenos motivos, pero…¿sabes lo que ocurre?
Que, probablemente, con el tiempo, desaparecerán.
Conseguirás tu diploma, aprobarás el examen, el concierto saldrá bien, conseguirás tu trabajo y…¿entonces que?
Te diré una cosa que he aprendido con los años.
Para no quedarte sin motivos, debes aprender a tocar sólo para ti mismo.
Sí, para tu propio placer, para tu propia satisfacción.
Disfrutando cada progreso en soledad, sin ningún fin en concreto, por el mero placer de crear belleza y de lanzarla al viento con tus manos.
Tu propia satisfacción es el único motivo que nunca te abandonará.
Sólo así podrás mantener viva la llama y no cansarte nunca de aprender, de caminar.

Think with me a moment.
What is the reason that moves you to study your instrument?
Yes, the main reason, the deepest.
That is what you want, where you arrive, you’re trying to achieve, what is your goal.
The answers are many, varied, and probably will change over time.
You can study to get your diploma, to prepare an exam, a concert, to get a job, toimpress others, to show that you are special …
Are good reasons, but … you know what happens?
That, probably, eventually, disappear.
You’ll get your diploma, passed the examination, the concert will go well, you get your work and. .. then?
I’ll tell you one thing I’ve learned over the years.
To avoid running out of reasons, you must learn to play just for yourself.
Yes, for your own pleasure, for your own satisfaction.
Enjoying every advance in solitude, with no goal in particular, for the sheer pleasure of creating beauty and throw it to the wind with your hands.
Your own satisfaction is the only reason I never left you.
Just so you can keep the flame alive and not be tired never to learn, to walk.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.